Evitar el estrés en casa es fácil siguiendo estos consejos

Evitar el estrés en casa

¿Sabías que 8 de cada 10 personas en España sufren estrés? Hace un tiempo, este concepto se trataba de una forma un poco banal, pero actualmente se ha convertido en una de los problemas más extendidos del mundo. ¡Es fundamental evitarlo para mantener un estilo de vida saludable! Y uno de los mejores trucos es convertir tu propia casa en un refugio donde desconectar, sentirte cómodo y relajado y poder descansar sin que nada (ni nadie nos perturbe). ¿Sabes cómo conseguirlo? Te lo contamos en este artículo con la ayuda de HOCO, que también son unos auténticos especialistas en convertir tu hogar en un búnker de felicidad.

Sencillos trucos para combatir el estrés ocasional

Puede que te sorprenda, pero todo puede comenzar por los pies. ¿Qué es lo primero que haces al llegar a casa? Los expertos lo tienen claro: por la cantidad de terminaciones nerviosas que se encuentran en los pies, descálzate en cuanto llegues a casa y ponte lo más cómodo posible. ¡No sabes la cantidad de beneficios que tiene andar descalzo!

Siguiente paso: dejar el trabajo al otro lado de la puerta. Separar el mundo laboral y personal es clave, sobre todo ahora que estamos hiperconectados. Llegar a tu casa debe convertirse en una especie de señal que le envías a tu cerebro de que ya no toca pensar más en el trabajo hasta el día siguiente. ¿Y si trabajas en casa? «Utiliza una de las estancias exclusivamente a ello para diferenciar el tiempo personal del tiempo de trabajo, poniéndote un horario estable», recomiendan los expertos de HOCO.

Lee, haz deporte, duerme 8 horas…

Tener una rutina «limpia» con los horarios bien definidos para cada cosa suele ayudar bastante a evitar el estrés. Esto implica varios frentes como las tareas domésticas (las cuales deberías repartir si es posible), la ración diaria de actividad deportiva para ayudar -entre otras muchas cosas- a liberar la tensión acumulada en zonas concretas como cuello y hombros, o los horarios de sueño. Tan importante es ponerse cómodo como mantener una higiene del sueño adecuada a la edad que tengas. ¿Qué puedes hacer para conseguirlo?

  • Evita las pantallas unas horas de dormir y realiza algún ritual que le indique a tu cabeza que está llegando el momento de irse a la casa. Puede ser algo tan rutinario como lavarse los dientes. O incluso tomar un baño relajante.
  • Acuéstate y levántate siempre a la misma hora. No caigas en la tentación de cambiar estos hábitos por la llegada del fin de semana. Compensar el sueño acumulado es un mito.
  • El ejercicio físico MUY intenso o las cenas copiosas no son buenas costumbres llegada la tarde-noche. Lo mejor es evitarlas.

Dos consejos extra para que tu casa sea un remanso de paz

  1. «Dedica tiempo a la familia, pareja y mascotas que formen parte de tu hogar», aconsejan desde HOCO. Llamar a tus padres siempre es un buen antídoto contra el estrés.
  2. Mantén una temperatura confort en tu hogar correcta en todo momento. No importa que sea invierno o verano. Todo depende del tipo de casa en la que vivas, pero unos 20 grados suele ser la más adecuada para «disfrutar del confort con la manga larga que el invierno reclama».

Aunque lo veamos como algo inofensivo, el estrés es la causa de muchos problemas de salud, sobre todo cuando se termina convirtiendo en algo crónico, o genera trastornos más severos como la ansiedad. ¡Es importante mantenerlo controlado! Y para ello no hay nada como sentirse a gusto en tu propia cada. ¿Tienes tus propios trucos para que nada te perturbe mientras estás en ella? ¡Estamos deseando que nos los cuentes!