Yo controlo el tiempo en mi casa

Una de las ideas que más gusta a aquellos de nuestros clientes que quieren colocar un techo en sus hogares, es la posibilidad de instalar un techo móvil o deslizante para tener un uso variable, según las necesidades propias o las inclemencias meteorológicas.

Son opciones que consiguen un aislamiento muy bueno con una utilidad inmejorable. Los dos productos que brindan estas cualidades son:

  • Policarbonato: dada su ligereza y resistencia conseguimos hacer planchas de hasta 2 metros de anchura, logrando el mínimo número de calles posible. Variando el espesor del policarbonato obtenemos más o menos aislamiento.
  • Vidrio: con este producto conseguimos un abanico amplio de posibilidades, podemos jugar con las cámaras, espesores del cristal, luminosidad, propiedad del cristal (vidrio bajo emisivo, vidrio inteligente o de control solar).

La principal cualidad, como hemos comentado antes, es la posibilidad de movilizar las placas para que se recojan en la salida de nuestro techo, llegando a conseguir de un 70 a un 80% de apertura total para los meses o días que nos apetezca tener el ático o porche como si hubiese un cerramiento. Teniendo la opción, en el caso del policarbonato, de elegir la automatización de las placas con un motor vía radio (con un mando abriremos o cerraremos nuestro techo) o vía manual con una pértiga, empujando o estirando. En el caso del vidrio solo se contempla la opción motorizada dado el peso que conllevan estas placas.

Si no te haces a la idea o te gustaría ver ejemplos reales para hacerte a la idea de cómo podría llegar a quedar este producto en tu casa, te recomendamos que pases por nuestra tienda para tocar y ver todos los materiales necesarios para la realización de un techo, nos acercaremos sin ningún compromiso por su domicilio para tomarle medidas y poder diseñar su presupuesto totalmente personalizado y al milímetro.

Te esperamos!