¿Qué colores te gustarían para tus ventanas de PVC? ¿Y para el aluminio?

Cerramientos Integrales en Zaragoza

Cuando la única opción disponible (o una de las pocas) era recurrir al aluminio y su característico color gris, nadie se planteaba la posibilidad de tener un color alternativo. Pero el mundo de las ventanas no es estático: ha evolucionado con el tiempo hasta adaptarse a lo que demanda el consumidor. O para cumplir con las propias exigencias técnicas (vease la incorporación de la Rotura del Puente Térmico en las de aluminio). Y ahora es cuando llega la pregunta: ¿Se pueden elegir los colores de las ventanas de PVC? Ya te puedes imaginar que si estamos hablado del tema, la respuesta es afirmativa. Y el color de las ventanas de aluminio también, por supuesto.

Los colores que exigen las casas con ventanas modernas

Las viviendas que ya cuentan con bastante recorrido no pudieron elegir: en ellas se instalaron las ventanas que había en el momento. Si quieres darle un cambio y acometer una pequeña revolución de modernidad, tendrás que cambiarlas y optar por modelos más actuales. Las ventanas de PVC con diferentes colores están a la orden del día, aunque no te vuelvas loco: la elección final siempre tiene que responder a una serie de elementos. Te ponemos algún ejemplo:

  • En el caso de las ventanas exteriores, lo más recomendable es que sean del mismo color que la puerta de entrada.
  • Por otro lado, aunque la gente no las vea tanto, las ventanas interiores deberían estar en consonancia con el suelo, entre otras cosas. También con la puerta si es posible.

¿Qué colores para ventanas de PVC hay disponibles?

Todo depende del catálogo, claro. El rey indiscutible sigue siendo el blanco, un color atemporal y elegante. Estéticamente, las ventanas blancas son algo así como apostar sobre seguro. Y es que se combinan y coordinan sin problemas con el resto de la casa, así como con otras texturas utilizadas para la decoración. No hay que olvidar que, por ejemplo, en las cocinas el blanco o el negro siguen siendo tendencia. Así que las ventanas no supondrán un problema en este terreno.

Evidentemente, otra opción son las ventanas de color negro. Son algo así como el acero inoxidable a los electrodomésticos: elegantes, versátiles y con la fuerza necesaria para dotar a tu casa de una personalidad fuerte. Al no ser tan habituales, se transforman en un elemento decorativo de primer orden, capaz de atraer muchas miradas. Con las ventanas K-Line, por ejemplo, puedes escoger entre negro mate o con lacado texturizado.

Ventanas bicolor

Como puedes ver en esta carta de colores, que no obstante te recomendamos siempre corroborar cuando vengas a visitarnos a la tienda, además del blanco y el negro hay una decena de opciones más: oro, cobre, gris… Para las personas que buscan un toque más rústico (nos vienen a la mente una casa en la montaña) no faltan los lacados de madera. No pierdes el encanto y ganas en aislamiento y facilidad de limpieza.

Otro aspecto que no se puede quedar sin mencionar cuando se habla sobre colores y ventanas de PVC son las bicolor. Igual que las de color negro, aportan mucho caracter y un toque de frescura. Al emplearse dos colores (uno para la cara exterior y otro para la cara interior), representan una herramienta de primer orden para conseguir respetar sin complicaciones la armonía del ambiente interior y el cromatismo de la cara exterior.

¡Importante! Tal y como te hemos comentado al principio, aunque el PVC siempre parece erigirse en el único protagonista, la ventanas aluminio bicolor (negro&blanco suele ser la combinación más habitual) también están en auge. Recuerda que si el tema de los materiales todavía te suscita dudas, puedes revisar este artículo para despejarlas.

¡O ponerte en contacto con nosotros para que te asesoremos! Te contaremos y te mostraremos con mucho gusto todas las opciones que ofrece ahora mismo el mercado con nuestras dos marcas a la cabeza: HOCO y la ya mecionada K-Line.